El paro juvenil no es el problema, la formación no es la solución


Autoras/es: 
Enrique Martín Criado
Publicado en: Lorenzo Cachón (ed.), Juventudes, mercados de trabajo y políticas de empleo, 7imig, Valencia.
Año de publicación: 1999
Páginas: 15-47.

Los problemas sociales -y sus soluciones- no son mero reflejos de una realidad externa, sino el producto de una construcción. Estas construcciones suponen siempre una operación de categorización que selecciona los rasgos pertinentes e im-pertinentes. A su vez, toda categorización produce, en la medida en que logra conformar las represen¬taciones y prácticas de los agentes sociales, efectos prácticos. Toda categorización es discutible, así, a dos niveles: al de su adecuación referencial y al de sus efectos políticos. A partir de estos presupuestos se discuten los tres pares de categorías -jóvenes / adultos, parados / ocupados; formados / descualificados- que han estructurado el pensamiento y la intervención en torno al mercado laboral en las últimas décadas. La hipótesis fundamental que se sostiene es que la articulación de las tres categorías ha sido una baza estratégica para reducir el poder social de negociación de los asalariados.

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay