Reparto de las tareas domésticas antes y después del primer hijo


Autoras/es: 
Carmen Botía Morillas
Marta Domínguez Folgueras
Teresa Jurado-Guerrero
Publicado en: Mª José González y Teresa Jurado Guerrero (ed.) Padres y Madres corresponsables, una utopía real. Madrid: La Catarata.
Año de publicación: 2015
Páginas: 181-218.
No disponible PDF

La estructura de este capítulo es la siguiente: en primer lugar revisamos la evidencia empírica y los resultados obtenidos en otros países en los que se ha estudiado esta transición vital y exponemos nuestra perspectiva analítica; después describimos el reparto de tareas no tradicional en las parejas sin hijos, para ver a continuación cuál ha sido la evolución de estas parejas tras el nacimiento de su primer bebé, y finalmente ofrecemos una explicación para los patrones actitudinales y de comportamiento observados.

Resumen del libro: Este libro está inspirado en una aparente paradoja del comportamiento humano. Los jóvenes se identifican cada día más con valores igualitarios y, en cambio, cuando conviven en pareja tienden a reproducir un reparto de tareas desigual, que se agudiza con la llegada del primer hijo. Esta contradicción entre ideales y prácticas constituye la esencia de la “utopía real” que aquí se plantea. Es una utopía porque se necesitan muchos cambios políticos para hacer posible un modelo de familia en el que ambos son empleados y cuidadores en diferentes etapas de su vida, sin que ninguno de los dos se quede atrás o esté penalizado laboralmente por ausentarse temporalmente del mercado de trabajo o por reducir la jornada laboral. Algunas parejas intentan hacer realidad esta utopía en el ámbito familiar, porque se corresponsabilizan de las tareas domésticas y del cuidado, a pesar de las dificultades para conciliar empleo y vida personal. Las políticas familiares pueden ser un instrumento ideal para rebajar la tensión entre ideales y prácticas de las parejas aquí analizadas, aunque, como veremos en esta obra, no son la condición única que podría convertir la utopía en una realidad.

 

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay